Comparte este artículo

Murcia Inspira -

Recuerdo escuchar the way you make me feel y tener la sensación de que estabas haciendo algo grande. Aquello fue diciembre/enero. Después vino Time y la pandemia. No te pudo pillar en peor momento…

Ha sido una putada empezar el proyecto este año. Pero también hemos sabido navegar el 2020 y sacarle partido: hemos ganado el Creamurcia, pulido el directo, producido canciones y hecho formatos nuevos como los vídeos cortos. Hemos sabido leer el año y dentro de que ha sido una mierda, hablando mal y rápido, le hemos sacado partes positivas.

¿Tenías pensado editar el disco completo y la situación actual te hizo cambiar a ir canción a canción o era esta tu idea original?

Mi idea inicial era canción a canción. Sin embargo, no te sabría decir qué quería o qué quiero hacer con las canciones ahora. Tengo cuatro temas en inglés y después las canciones pasan a español. No me gustaría unirlo todo en un solo disco, porque son conceptos diferentes. No sabría decirte qué voy a hacer exactamente como un conjunto. Lo que sí voy a hacer seguro es seguir sacando temas de uno en uno con su videoclip.

El sacar un disco hoy día ha perdido una parte de su sentido. Es prácticamente más cumplir la ilusión de tener algo físico que otra cosa, ¿no te parece?

A nivel personal, creo que sacar un disco tiene que partir de una idea, un concepto, un sonido y una serie de canciones que de un modo u otro están relacionadas. En ese caso sí que tiene sentido sacar un disco. Noel Gallagher dijo que ya no tiene sentido hacer un álbum comercial a no ser que sea una obra de arte. Tame Impala pasa cinco años trabajando un concepto para sacar ese tipo de trabajos. Es mucho más lógico editar canciones de una en una y luego hacer una especie de recopilatorio en físico de lo que has hecho en una época. A nivel comercial, ni aun estando muy arriba, vas a vivir de vender discos. Hay que enfocar la industria de otro modo y gente como C Tangana lo ha entendido perfectamente y son los que más partido están sacando a esta idea.

Recuerdo que con The Meatpies ya teníais discos conceptuales.

Siempre me ha gustado que haya algo que justifique el hecho de que exista un disco. Y que la gente que lo escuche se dé cuenta de ello. Mis cuatro primeras canciones, las que ya hemos sacado, sí que las veo como una parte de un todo. Si estuviésemos haciendo conciertos es probable que las editase como un EP para venderlo en los bolos, pero no es el caso.

Lo que la gente no espera es lo que viene después. Lo que te queda por editar es un terreno completamente nuevo para ti en cuanto a sonido.

El tema que queda en inglés es el más raro que he hecho en mi vida. Con secuencias de música electrónica que probamos y ahora la veo como una de las mejores canciones he hecho. Producida con Brian Hunt y Juandi Gonsalves en El Invernadero, a los que les llevé el tema y les pedí que me sacaran de mi zona de confort. Y lo próximo será aún más loco. En español, sin patrones… y lo que estamos haciendo ahora mismo, lo que estamos componiendo, sí que tienen una coherencia y suena a lo que debería ser Ruto Neón.

En esos temas nuevos parece que has aprovechado el escribir en español por primera vez para abrirte a nuevos sonidos y experimentar.

Creo que eso es una imposición del idioma. La misma canción en inglés y en español parecen géneros diferentes. En un idioma parece Daft Punk y en otro La Casa Azul. Con la misma música. Es algo complicado de manejar. Al componer en castellano se me plantean retos que, ¿por qué no voy a afrontarlos? Tengo un estigma con la música indie. Compongo cosas que las escucho con una letra en castellano y me suena a indie, lo que me provoca un rechazo sin sentido. Le pongo una letra en inglés y me suena a psicodelia. ¿Por qué? Jajaja. Es probable que el inglés tenga el glamour de que no se entienda completamente.

Durante el confinamiento teníamos el aplauso a los sanitarios, la videollamada diaria y el video de Ruto Neón. ¿Imaginabas que iba a tener tanto impacto como tuvieron aquellas versiones confinadas? ¿Te llegaste a agobiar por la presión de sacar algo cada día?

Sí. De hecho, tuve que dejar de hacerlos de forma diaria. Estaba encerrado en casa y uno tiene un límite en cuanto a ideas que se pueden llevar a cabo. Todo era muy express. Tenía que aprenderme la canción, porque a veces no la había tocado nunca. La aprendía mientras la grababa y a la vez pensaba qué hacer para el vídeo. Si había colaboración las dificultades se multiplicaban. Al final era algo que cansaba. Nos dio mucha visibilidad, pero no lo suficiente como para seguir trabajando tantísimo. No quería frustrarme, así que lo fui dejando poco a poco.

¿Ruto Neón es el hijo que tendrían Paul McCartney y Mac de Marco?

Jajaja… hay una versión de Mac de Marco de Paul McCartney que la portada son los dos derritiéndose y convirtiéndose en uno. A ver, yo no puedo negar que me he inspirado mucho en Tame Impala. Las primeras canciones han sido un poco cómo sonarían los grupos que a mí me gustan si yo compusiese un tema suyo. The Way you make me feel, es Tame Impala. Time, es un poco Temples. Forever, es Mac de Marco. Y la cuarta, la próxima que saldrá ya no se parece a nada. Igual que las que tengo en español. Son canciones propias sin ninguna referencia externa.

Es curioso que cuando eras más joven hacías un sonido enfocado a una audiencia más adulta y ahora en cambio te abres a sonidos más actuales.

Totalmente. Mis amigos me llamaban nazi de la música. Cuando era un chaval no salía de los Beatles, Pink Floyd, Elvis, Bowie y los Beach Boys. Antes sólo quería escuchar lo mejor, era una especie de obsesión. Si lo mejor son los Beatles, por qué voy a escuchar otras cosas. Leí todo sobre ellos, me aprendí todas las canciones, era eso, una obsesión. Pero un día escuché a Tame Impala y me di cuenta de que había puesto una barrera que me impedía escuchar un mundo de gente nueva que merecía la pena. Me ha costado mucho aprenderlo, pero es que si los Beatles existiesen ahora no estarían haciendo lo que hicieron los Beatles.

¿Por qué crees que The Meat Pies, una de las bandas que más consenso acerca de su calidad han reunido en la Región, no llegó a dar un paso más? ¿Qué hizo que te desligases de su sonido?

No me gusta culpar a otros del fracaso de uno. Si tú haces una música muy buena, puedes llegar a triunfar sin la necesidad de que entre la industria a ayudarte, al menos hasta cierto nivel. Nosotros éramos cinco colegas haciendo música que no era necesariamente comerciable. Es verdad que música sesentera y setentera hecha hoy en España no tiene mucho recorrido comercial, no hay mercado. Además que a nivel personal la banda se fue minando. Tenemos muy buena relación, somos amigos e incluso quedamos para tocar. Pero era muchísimo trabajo, y a pesar de que lo disfrutábamos, no veíamos la recompensa. El problema de The Meat Pies era de base, de concepto. Pero joder, era muy divertido.

Murcia Inspira -

Te has atrevido con el castellano, algo de lo que renegabais con The Meat Pies.

Totalmente. En aquel momento queríamos hacer música en inglés. Yo siempre lo digo: si te apetece escribir en inglés, adelante. Eso sí, trabájatelo. Aprende el idioma. Hay gente que hace letras que dan vergüenza ajena. Pero si quieres llegar a la gente te tienes que plantear también si lo que haces es tan bueno como para romper la barrera del idioma. Pero si lo que te apetece es hacer música sin pretensiones, adelante, no importa que sea inglés. En este punto de mi vida me apetece hacerla en castellano.

Te entiendo. Pero esa típica frase de grupo que empieza “el inglés nos abre un mercado mucho más amplio” siempre me ha chirriado. Tienes 18 años y vives en Murcia, tal vez sería mejor empezar por hacer lo que te apetece antes de ver en ello algo tan pretencioso, ¿no?

Hace unos días unos chicos me enseñaron un tema. Era música electrónica y decía dos frases en inglés. Les dije que al ser algo tan básico, podría molar hacerlo en español, que no existen tantos referentes. Me dijeron que en castellano se puede llegar aquí (señala abajo) pero nosotros queremos llegar aquí (señalando mucho más arriba). Es que es al revés… es al revés totalmente. Pero tiene su lógica. Estamos viviendo una época bastante oscura. Si no te gusta el indie, el reguetón o el trap, hay poco que escuchar en castellano más allá de producciones pequeñas. Todo lo potente se hace en inglés y son los referentes para la gente joven, así que acabas renegando del castellano. Por ejemplo aquí tenemos a Rufus T Firefly, que hace psicodelia pero acaba siendo absorbido por el mundillo indie. A mí me gustaría intentarlo desde fuera, porque estoy desconectado de ahí.

Me consta que eres una persona un tanto apartada de la “escena murciana”. Que te gusta regirte por tus gustos y vas un poco a tu bola, pero en esta cuarentena curiosamente has colaborado más que nunca con otra gente.

Soy un poco raro. Me encantan los músicos, pero yo caigo mal jajajaja. Mi cabeza siempre está bordeando la línea de lo que se puede decir y lo que no. Creo que lo he mamado de los cómicos ingleses, algo que ahora hace aquí Broncano, ser políticamente incorrecto. Eso hace que a mí me cueste mucho “el mamoneo”. No sé hacerlo. Siempre estoy luchando con alguna cosa que se me ha ocurrido y puede que soltarla no sea lo mejor. Que pretenda hacer gracia pero a alguien le siente mal. Es una lucha constante difícil de llevar. Salva, nuestro bajista, al montar la banda le dijeron “tio, ¿Bruno? Pero si es el más gilipollas de Murcia…” jajaja ¡y no le conozco! Algo diría algún día que no le haría gracia. Sin embargo, me llevo genial con la mayoría de los músicos. Pero siempre en el ámbito musical y en un poco hacer el tonto. Fíjate, en el último vídeo que hicimos en cuarentena conseguí que todos quisieran participar, incluso Alien Tango, que está en Londres. ¡Y les propuse hacer una de Los Simpsons! En lugar de pensar “voy a hacer algo que me pueda ayudar en mi carrera aprovechando esta oportunidad”, decidí hacer algo de coña. Es mi humor. Y tal vez esas cosas no están muy bien vistas por todo el mundo aquí en Murcia.

Cuando hablas de tener cuidado al decir algo, ¿te refieres en los círculos de la música?

Y en general. Siempre hay alguien que al acabar la noche me dice “tío, eso que has dicho, es fácil que no lo pille este otro que no te conoce…”. Pero bueno, nos reímos. En cualquier caso, llevarse mal o que haya rivalidades es una tontería. Muy poca gente llega a algún sitio a costa de otro. Es mucho mejor no odiar a nadie.

¿Pretendes sustituir la baja de Javi (Vox, ex de Second) con otro guitarrista?

Me encantaría meter a un quinto músico, pero la situación es muy complicada. No hay concierto y los que haya próximos habrá pocos ingresos. Nuestra música está pensada para, mínimo, los cuatro que somos ahora. Pero me gustaría meter no ya un guitarrista, si no un multiinstrumentista. Yo quiero liberarme de la guitarra y poder hacer el tonto en el escenario. Y si hace barbacoas los sábados, mejor jajaja. Pero es complicado.

Tengo una duda. En un concierto en streaming hace unos meses, hicisteis un pequeño parón y dijisteis que ibais a hacer algo, pero no podíais porque no había cobertura. ¿Qué era?

Buah, era el Among Us (ríe sin parar). En aquella época todas las noches varios músicos de Murcia jugábamos al Among Us. Queríamos hacerle un guiño a todos ellos. Era un concierto extraño, sin público, y se nos ocurrió jugar unos minutos para romper un poco la frialdad que había en el ambiente. Nos salió mal… jajaja.

Murcia Inspira -

Cuéntanos más de ese grupo, por dios. ¿Quién es el mejor?

El que más caña mete es Ricardo, el teclista de Second. Es una máquina, juega muy bien.

¿Hay algún infiltrado?

Jajajaja… no, no. Todos nos llevamos muy bien. A Ricardo por ejemplo no le he visto en persona en la vida y ahora me cae genial. Nadie sobra, nadie sobra.

¿Cómo ves la situación de la música en general a corto y medio plazo?

Toca seguir con esto, no hay otra. Vamos a vivir un tira y afloja hasta que llegue la vacuna y nos inmunicemos. Toca reinventarse y hacer cosas que antes no se hacían durante el próximo año. Nosotros vamos a seguir con el formato canción/videoclip y hacer los conciertos que puedan salir. Hay que ser originales, olvidarnos de la norma y trazar una nueva línea. Viva Suecia se ha encerrado a componer. Hay que sacar adelante una banda sin que la gente vea los resultados inmediatamente. Es sacar adelante a un grupo desde casa. De hecho ahora es algo literal porque estamos grabando un video entre toda la banda, cada uno en su casa porque vivimos en municipios diferentes y estamos perimetrados.
 
Has ganado el CreaMurcia en la categoría de música pop/rock, pero es que tu hermana ha ganado en la de Artes Escénicas. ¿Genética?

Y mi novia, Andrea González, un premio de fotografía. Y Carlos Saiz, que hizo el videoclip de The way you make me feel, el de cortos. Es genial estar rodeado de artistas de los que aprender y retroalimentarse. Mi hermana, Hortensia Laencina, lleva toda una vida preparándose, estudiando y practicando. Y ahora es cuando recoge los frutos. Su obra es una deconstrucción y una crítica al flamenco. Es algo que hay que ver para poder entender lo bonito que es. Transmite mucho. Yo veo a mi hermana en el escenario y automáticamente me pongo a llorar. Le llevo el juego de luces y me paso la obra pendiente de las luces y emocionado jajajaja es difícil, es difícil. No me gusta cuando me comparan con ella porque está a otro nivel, es una artista pura, que ha dedicado su vida al arte.

Fotos: Andrea González.


Comparte este artículo