Comparte este artículo

10.000 incendios

Manuel Zamora es bombero y fotógrafo, y a lo largo de los años ha ido retratando lo que queda cuando ya no queda casi nada, los rescoldos de lo que fue un hogar. Después de acabar su trabajo retrata el paisaje que dejan las llamas y sus fotografías están protagonizadas por humo, ceniza y algo de tristeza y recuerdos. En este trabajo se muestran retratos de héroes cansados después de una dura jornada de trabajo con bodegones de extraña belleza llenos de ceniza que son sinónimo de pasado y de tragedia. Esa es una de las lecciones que ha aprendido Manuel Zamora durante todos estos años: si sales indemne de un incendio una de las cosas que no cubre el seguro son los recuerdos; por lo que también es importante salvar los pequeños detalles de entre las llamas, porque, a veces, si se queman los recuerdos se quema un pedazo de nuestra vida.

Murcia Inspira - La fotografía de autor tiene un lugar en Murcia – Manuel Zamora Bernal

Manuel Zamora Bernal

Artes Visuales, Fotografía y Acción Creativa.

Universidad Miguel Hernández. Elche 2011.

No hay término más acertado para describir el trabajo de Manuel Zamora como lo es la palabra barrio. Su reportaje fotográfico homónimo es el ejemplo perfecto que pone de manifiesto el carácter cercano y cotidiano de sus instantáneas. El entorno diario del fotógrafo, sus gentes, sus contrastes… todo ello a través de una visión para nada distante, sino familiar e incluso en muchas ocasiones con cierto matiz amateur, son los principales elementos que captan la atención del objetivo humanista de Manuel Zamora.

Su mirada viajera ha evolucionado con el tiempo hacia ese carácter más próximo y mundano. Sin embargo, ya en su reportaje sobre el mercante turco Clare o en sus documentos sobre los habitantes del Annapurna Nepalí, puede percibirse la cercanía tan característica que define el trato fotográfico que lo ha llevado hasta Vidas Recicladas, Bahía Chernobyl, Los Rosales o 10.000 Incendios y algunas esperanzas. No podemos considerar como trivial o intrascendente el hecho de que el tema principal de su obra sean ciertas problemáticas y ambientes próximos y comunes, pues es remarcable y casi tiene más mérito hacer destacar detalles perdidos o pasados por alto de situaciones cotidianas, que banalizar lo extraordinario.


Comparte este artículo