Comparte este artículo

Murcia Inspira - “Con este disco he realizado un ejercicio de honestidad máxima”

Han pasado más de seis meses desde la publicación de En la distancia corta, tiempo suficiente para hacer balance. ¿Cómo valoras este tramo recorrido por el disco?

El balance ha sido positivo, aunque, claro, me hubiese gustado tener la oportunidad de girar este año, pero no ha sido posible debido a las circunstancias actuales.

Recuerdo que, en numerosas entrevistas tras el nacimiento del álbum, confesabas haber vivido rodeado de mucha incertidumbre ese primer impacto que pudiera tener entre crítica y público. Finalmente, ¿qué es lo que más te ha sorprendido de su respuesta?

Lo cierto es que la incertidumbre venía más del aspecto personal que de lo referente a público y crítica. En cualquier caso, en cuanto a la crítica, creo que hubo una sorpresa bastante generalizada, sobre todo para bien, mientras que el público ha valorado de una forma muy positiva esta nueva etapa.  

Aquellos que te seguimos en tus redes sociales tuvimos la oportunidad de ir descubriendo poco a poco el proceso de grabación del disco. En aquellas pequeñas píldoras iniciales destacaba, por encima de todo, una ilusión radiante en cada paso. ¿Cómo recuerdas esa etapa?

Ha sido una etapa marcada principalmente por dos elementos, la reafirmación y el aprendizaje. En ese sentido, todavía continúo en esa senda.

¿Qué tuvo de especial la grabación en comparación con el resto de tus experiencias profesionales en el estudio?

Encararlo desde la soledad. Sin lugar a dudas, eso fue lo más especial en todo el proceso, enfrentarme a esta experiencia de una forma mucho más solitaria.

Me da la sensación de que, para ti, el estudio funciona como una especie de lugar destinado a la creación continua, ¿puede ser?

Efectivamente. Para mí el estudio es un método para componer. Se trata de un componente esencial en mi día a día.

Si no me equivoco, las canciones que forman parte de En la distancia corta son las supervivientes de un arduo proceso de selección. ¿Qué tenían estos temas para terminar entrando finalmente en el disco?

Todas ellas eran canciones personales al cien por cien. Decidimos que desnudarse era lo mejor. Con este disco he realizado un ejercicio de honestidad máxima.

¿Cómo te preparaste a la hora de enfrentarte por primera vez al micrófono en condición de cantante? ¿Cómo fue ese proceso hasta encontrar tu propia voz?

Con infinita humildad y sin aspavientos. Yo no me considero un cantante, creo que soy una voz personal que relata una verdad.

El catálogo de colaboradores del disco es asombroso. Desde Luis Prado a los teclados a Miguel Malla en los metales pasando por Candy Caramelo al bajo o Sergio Bernal a la batería, entre otros. Siempre es mejor con amigos, ¿no?

Sí,  intentamos hacerlo con los mejores. Al final, de algo debe servir la experiencia, ¿no?. Todos son músicos increíbles.

Murcia Inspira - “Con este disco he realizado un ejercicio de honestidad máxima”

La amistad juega un papel muy importante en el disco, más allá de por los citados acompañantes ilustres, por su aparición en las estupendas El mejor de los regalos y Sombras de largo alcance. ¿Qué es lo que te resulta más interesante a la hora de componer sobre este concepto?

Solo me interesa la verdad de los relatos. Al final, es lo que intento plasmar, aunque a veces es muy difícil. Hacer canciones buenas es muy complicado. De hecho, todavía no tengo claro si soy capaz.

En canciones tan hermosas como El bosque de los pájaros o Ángel y demonio juegan un papel fundamental los arreglos de cuerda. ¿De qué forma trabajaste sobre este elemento?

La cuerda era un arreglo que tuvimos en nuestra mente desde el principio. Siempre tratamos que las canciones sonaran lo más parecido posible a la forma en la que lo hacían en nuestra cabeza. Luego, por supuesto, fue Manuel Clavijo la persona encargada de realizar esos arreglos tan bonitos.

¿Cómo planteaste el salto al directo del disco? Imagino que debe resultar complicado tratar de suplir el poder de unos arreglos de cuerda o vientos a la hora de trasladar las canciones al escenario.

En mi opinión, el directo es otra cosa muy diferente al disco. No quiero que suene igual. En los espectáculos en vivo entran en juego muchos factores diferentes. El escenario es otra cosa.

Me vas a permitir preguntarte de manera específica por Tardes de lluvia, en mi opinión, una de las mejores canciones españolas de los últimos años. Melancolía, elegancia, melodía impecable y arreglos en su punto justo. En definitiva, uno de esos temas que nacen siendo clásicos. ¿Qué puedes contarme acerca de ella?

Lo primero, agradezco mucho tus palabras. Tenía tanto la música como la melodía cuando la escuchó Txetxu Altube, quien me pidió que le hiciera una letra y yo se la entregué. Para mi gusto, una canción maravillosa con una letra preciosa.

Otro de los momentos destacados del disco es Luna ha cambiado de piel, un luminoso country de estribillo demoledor, que confesaste haber escrito tras cruzarte varios días con una persona atendida en una residencia de mayores cercana a tu casa. Imagino que, tras la situación vivida durante las últimas semanas, este tema ha aumentado todavía más su impacto emocional, ¿no?

Cierto. Además, lamentablemente han fallecido varias personas durante los últimos meses en esa residencia. Luna ha cambiado de piel será mi homenaje a nuestros mayores.

¿Cómo has vivido toda la situación de aislamiento originada por el Coronavirus?

Con impotencia y resignación. Creo que tardaremos bastante en recuperarnos. Una pena.

¿Han surgido nuevas canciones? ¿Ha servido la etapa de confinamiento para encender la mecha de un nuevo trabajo en solitario?

Pues lo cierto es que tengo 32 canciones nuevas. Yo creo que tengo buen material, pero cada vez el listón esta más alto y no dejo de buscar la canción perfecta.

Murcia Inspira - “Con este disco he realizado un ejercicio de honestidad máxima”

¿De qué forma ha afectado esta crisis a los planes que tenías con En la distancia corta? En términos de agenda, el próximo año teníais previsto celebrar los 20 años de Sin enchufe de M Clan, ¿ha variado de alguna manera ese proyecto tras estos últimos meses?

En ese sentido, todo se ha quedado en pausa. Teníamos muchos planes, es cierto, pero ahora mismo están todos parados, así que: ¡A componer!

En mi opinión, además de estar ante un disco sobresaliente, nos encontramos con un trabajo honesto, sincero, desgarrado y desgarrador. ¿Qué cicatrices quedan después de un proceso de estas características a nivel tanto emocional como profesional?

Lo que queda es una sensación de satisfacción y vértigo al comprobar que puedo defender un proyecto en solitario. Y lo más importante, por supuesto, es la seguridad de que hay que seguir aprendiendo, no dejar de hacerlo en ningún momento.  

En ese sentido, ¿cuál es el mayor aprendizaje que te has llevado de este viaje?

Que con determinación y trabajo se llega a sitios que nunca imaginaste descubrir.

Fotos cedidas por el artista.


Comparte este artículo