Murcia Inspira - “El arte es saber transmitir una historia sin palabras”

¿Cuándo te empezó a interesar el arte?

Contra lo que se suele decir, comencé a sentir curiosidad en segundo de bachillerato, con 18 años. Mi profesora me abrió los ojos. Y fue porque ella me enseñó la Historia del Arte muy diferente a cómo la conocía. Creo que la pasión que le dedicó fue lo que despertó mi amor por el Arte.

¿Por qué decides orientar tu vida académica y profesional a estudios sobre el arte y su historia? 

Porque, al contrario de lo que piensa una parte de la sociedad, la Historia del Arte es importante, y me he dado cuenta de que siempre se ha enseñado mal, de forma aburrida.

La Historia del Arte no es coger un libro, memorizar páginas para luego escribirlas en un folio y ‘ya está, siguiente asignatura’. Yo lo que quiero es mostrar el Arte desde una perspectiva que lo pueda entender todo el mundo, que lo encuentre divertido, pero sobre todo que aprenda, que se cuestione, y que nunca lo olvide.

¿Alguna vez te has planteado pasarte al otro lado y ser artista?

[Ríe] ¡Nunca! Me acuerdo que, de pequeña, le pedía ayuda a mi madre con la asignatura de plástica. Luego me di cuenta de que encontraba más interesante el Arte, desde otra perspectiva: la teórica. Me gustaba (y me gusta) estudiarlo, conocer a los y las artistas.

Has tenido el placer de estudiar el patrimonio histórico, artístico y cultural, ¿qué es lo que más te ha sorprendido del patrimonio de la Región de Murcia? ¿Algún elemento del patrimonio regional está en peligro?

¿Qué elemento del patrimonio regional no está en peligro? Empecemos con los famosos baños árabes que un día fueron demolidos porque querían construir encima la Gran Vía de Murcia. El patrimonio de la Región de Murcia está en peligro desde hace años, pero muy pocos casos son conocidos. Esto demuestra claramente que el dinero siempre estará por delante de la cultura. Hay una cuenta en Instagram a la que sigo que se llama @huermur , que se preocupa por la conservación de la huerta y el patrimonio murciano. Es increíble la cantidad de casos que existen en la región de Murcia y nadie pone solución a ello.

¿Crees que Murcia necesita más proyectos para acercar el arte a los ciudadanos?

¡Claro! La Región de Murcia tiene una variedad de museos y salas de exposiciones ideales para cualquier edad. Me acuerdo de pequeña ir al Museo de Ramón Gaya, donde daban una fotografía con un fragmento de una obra del museo. El objetivo era encontrar el cuadro que coincidiese. Cuando tenía 10 años, el Museo Arqueológico hacía escuelas de verano y aprendíamos la Prehistoria de una manera muy divertida. Cuando son adolescentes, podrían exponer en clase casos sobre deterioro del patrimonio, para que, posteriormente, los alumnos lo vean con sus propios ojos. Con esto quiero decir que hay que adaptarse a los jóvenes para que, poco a poco, vean el Arte como algo necesario en sus vidas […] si los institutos continúan eliminando esta materia, llegaremos a ser un país lleno de museos y galerías, pero con gente que no sabe Historia del Arte, que no conoce sus referentes. Eso es porque de pequeños no se nos ha inculcado la importancia de la cultura. La Historia del Arte tiene que estar con nosotros desde que nacemos y crecer con ella. Siempre lo digo: la forma de enseñar el Arte tiene que ser distinta según la edad del alumno/a. 

Y, ¿cómo inculcamos la importancia de la cultura a los más jóvenes? 

Sobre todo, la manera de dar clase debería de cambiar, ya no solo por los profesores. En mi experiencia, es cierto que, en todas las asignaturas, complementaba el temario viendo vídeos en Youtube… Entonces me di cuenta de que esa manera de aprender era igual de válida que ir a clase, porque eran personas que sabían de arte, pero, por circunstancias, no habían conseguido una plaza, por lo que buscan un canal donde exponer su temario. La Historia del Arte no es solo estudiar, hay que combinarlo con ejercicios prácticos. Me acuerdo de una asignatura del máster ‘Arte y Ciudad’; dimos las etapas artísticas del centro de Murcia, y lo compaginamos con salidas para ver en primera persona todo lo que habíamos aprendido en clase. La enseñanza tiene que ser dinámica. Hay que comprender y entender al alumno. Que estudie, pero no por obligación, sino porque en clase ha estado atento gracias a la forma que ha tenido el docente de enseñar. Y que cuando llegue a casa, quiera saber más. 

En uno de tus primeros vídeos explicas que comienzas el canal por la situación de confinamiento e imperativamente por la necesidad de dar visibilidad a las mujeres artistas que han sido silenciadas por quienes escribieron la historia. ¿Crees que poco a poco estás consiguiendo tu objetivo?  

Desde el principio el canal está destinado a mostrar que en la Historia del Arte también participaron mujeres. Lo que sí estoy notando es la cantidad de personas que no habían oído hablar de ellas… y creo que ese es uno de mis motores; poder abrir los ojos a la gente, que se cuestionen por qué han sido silenciadas y tengan curiosidad por conocerlas.

También observo que hay más personas con el mismo objetivo que el mío, que se preguntan y reivindican la falta de mujeres en el temario educativo, y no puedo estar más orgullosa.

Murcia Inspira - “El arte es saber transmitir una historia sin palabras”

¿Crees que esta iniciativa por la que te conviertes en la heredera de Lilith, aparte de servir para dar notoriedad a las mujeres artistas y para que las personas que te siguen consigan conocer un poco más de la parte de la historia del arte silenciada, te ha ayudado a formarte más como profesional?

Totalmente. Siempre he sido una chica tímida, introvertida, pero con mucho de qué hablar, y creo que la Heredera fue uno de los pilares en cuanto a ganar confianza en mí misma. Seguramente aquella María que empezaba su primer año de Historia del Arte ni se imaginaba hasta qué punto podía llegar. Quiero ganarme un nombre, que la gente me conozca por lo que estoy haciendo.

Por otra parte, La Heredera de Lilith te está permitiendo disfrutar de la historia del arte desde un rol completamente distinto al que has tenido hasta hace poco, ahora estás enseñando a los demás. ¿Cómo te estás sintiendo?

¡Sorprendida! Nunca pensé que llegaría tan lejos. Me acuerdo que antes de crear el canal tenía mis dudas: ¿Qué van a pensar los demás de ti? ¿De verdad te compensa hacer todo esto? ¿Vas a gustar a la gente por cómo te expresas? Siempre me he infravalorado, y a lo largo de mi vida dejé escapar oportunidades que hoy día me arrepiento. Y me prometí que la Heredera no iba a ser una de ellas. Aún recuerdo al principio, un mensaje de un profesor que ponía: “Lo haces genial. He puesto uno de tus vídeos en clase y les han encantado”. Esa vez lloré de alegría.

He podido ver que también hablas sobre la relación y presencia del arte en algunas películas como Harry Potter o El Jorobado de Notre Dame. El arte es un recurso que se utiliza de manera tradicional en el cine, pero actualmente ¿notas mayor presencia y referencias al arte en contenidos dirigidos a personas más jóvenes como puedan ser videoclips musicales? ¿Crees que estos nuevos artistas han sido educados bajo la creencia de la verdadera importancia del arte y por eso lo incluyen en sus trabajos?

¡Me encanta esta pregunta! Desde hace años, muchísimos artistas han querido realizar sus videoclips homenajeando a la Historia del Arte. El primer ejemplo que recuerdo es cuando en 2019 Amaia sacó su videoclip Quiero que vengas, donde podemos observar El Columpio de FragonardHylas y las ninfas de WaterhouseJudit y Holofernes de Caravaggio… Ver que quieren mezclar su profesión con la Historia del Arte, para ‘enseñar’ de alguna forma, me parece un gran gesto por su parte. Pienso que todos los artistas que realizan este tipo de videoclips es porque les gusta el arte. No me imagino realizar uno con muchísimas referencias artísticas y luego en la intimidad ser totalmente lo contrario.

¿Es posible que debido a la falta de visibilidad de mujeres en el arte, se hayan perdido grandes referentes para diferentes generaciones y con ello nuevas artistas? ¿Crees que las personas que actualmente os dedicáis a ofrecer algunos ejemplos de mujeres que son muy importantes para el desarrollo de la historia del arte, estáis motivando de alguna forma a otras mujeres a emprender sus proyectos?

Por supuesto. En mi caso, no recuerdo ninguna figura femenina que me inspirara de pequeña. Siempre se nos ha enseñado al hombre como el creador, el preocupado por la evolución, el ‘salvador’, pero nadie nos dice: «oye, que también existieron mujeres iguales o mejores que ellos». Esa falta de información hace que muchísimas de nosotras crezcamos sin referentes femeninos y tengamos que buscarlos por nuestra cuenta. Es decir, exista un ‘Efecto Matilda’. Afortunadamente, las cosas están cambiando. Veo a adolescentes que quieren ser deportistas, científicas, juezas, ingenieras… porque se está visibilizando el trabajo de las mujeres.

¿Cuándo finalices el doctorado en Estudios de Género, cuáles son tus planes?

Buena pregunta [risas]. Me gustaría seguir difundiendo a la mujer como parte de la Historia del Arte, ya sea a través de conferencias, dando clase, seguir en el canal…. esto no es una fase durante mi doctorado. He encontrado mi verdadera vocación: dar voz a aquellas figuras que, en su día, no la tuvieron.

¿Con qué obra resumirías el papel de la mujer en la historia del arte? 

Pues te voy a mencionar la obra Do Women Have to Be Naked to Get into the Met. Museum?, por Guerrilla Girls. Creo que refleja la imagen de la mujer artista. Traducido sería: ‘¿Las mujeres tienen que estar desnudas para entrar en el Museo MET? Del 5% de las artistas en el Museo de Arte son mujeres, pero el 85% de los desnudos son femeninos’.

Murcia Inspira - “El arte es saber transmitir una historia sin palabras”

Por último, ¿cuál es el poder del arte que no estamos sabiendo aprovechar como humanidad? 

Con total sinceridad, el arte es lo que tenemos. Es nuestro legado a futuras generaciones. Si lo destruimos, ¿quiénes somos? ¿cómo aprendemos de nuestros errores? Uno de mis cuadros preferidos del Museo del Prado es el Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga, de Antonio Gisbert Pérez. Este cuadro, junto con muchos más, tienen como finalidad mostrarnos los errores que cometimos en el pasado, que veamos y aprendamos de ellos. El arte es saber transmitir una historia sin palabras. Solamente viendo una obra puedes entenderlo. Pienso que desde pequeños tenemos que acercarnos a él (de distinta forma, siempre hay que ponerse en la piel de quien escucha) para que así, con el tiempo, vivamos en un mundo donde el legado importa, los artistas son reconocidos como se merecen y, relacionándolo con mi objetivo, rescatar a aquellas mujeres silenciadas a lo largo de la historia.

Fotos cedidas por la entrevistada.