Comparte este artículo

Rey Lobo

En Rey Lobolo sencillo, lo costumbrista, se enreda en una amalgama de colores melódicos que permiten conectar con otra parte del mundo. Víctor Miguel Hernández es el corazón de este grupo, que con una unión de folk con electrónica y sonidos del en el cielo, mostró en su primer EP, Nonduermas, la sensibilidad que tiene a la hora de componer.

Claim

Si algo hace falta en estos momentos es bailar, es tener esperanza y predicarla en un mundo que se pone la zancadilla a sí mismo. Por eso, Claimse convierte en una pieza fundamental para ponerle banda sonora a esta etapa. Su pop festivo, epistolar, lleno de historias cotidianas, nos hace saltar del sofá, cerrar los ojos y brindar porque todo va a salir bien.

Kracauer

Una de las revelaciones del año. En Diferencia y Repetición, su primer largo, han mostrado que tienen los ingredientes necesarios para crear un pop que nada tiene de trivial. Sus muchas referencias literarias y filosóficas en las letras nos apuntan que, más allá de las melodías, hay creación, hay ganas de probar lo desconocido. Les seguiremos la pista muy de cerca.

Bosco

Definir a Bosco es inútil, porque no se puede poner nombres a lo onírico. En su música, lo espiritual se convierte en profano, y las emboscadas que crean en directo motivan a cualquiera a desnudarse y correr alrededor del fuego. En sus espectáculos, además de la música, tiene cabida la poesía, el teatro y la performance. Si entras en su Jardín de las Delicias, ya nunca quieres salir.

Carmesí

Emocionar con tu música es un lujo que pocos alcanzan. Carmen Molina se esconde detrás de Carmesí, y con El Deshielo nos ha mostrado una declaración de intenciones, unas canciones llenas de historias de amor, de odio, porque la verdad suele doler, y si le otorgamos el poder de la música, incluso sanar. Una voz para no olvidar, y para sumergirse en una atenta escucha.

Alex Juárez

A Alex ya se le vieron las maneras en Vespertine, uno de los grupos más completos que ha tenido la Región de Murcia. Ahora, desde Barcelona, y en una estética musical más cercana a la canción de autor, muestra un mundo interior plagado de aristas, donde lo importante no es saber cómo termina la canción, sino el proceso que vives mientras la escuchas. Es hermano de Víctor, de Rey Lobo. ¡Menuda familia!

Mavica

El folk elegante de Mavica solo se consigue cuando tienes un don: el talento para la música. La cartagenera Marta Casanova es una de las voces más amplias que tiene el panorama regional, y su éxito allende de nuestras fronteras lo atestiguan. Tener aquello que los flamencos llaman verdad, no es fácil. Ella lo tiene. Además, podrás escucharla este viernes en #ElArteSeTocaEnCasa, en el Instagram de Murcia Inspira.

Komorebi

En los poco más de cinco minutos que dura su primer single, el resplandeciente Deshiela, Komorebi, ganadoras del certamen CREAMURCIA 2018 en la sección Otras tendencias, consiguen transmitir, condensar, elevar y dinamitar su misma esencia. En su propuesta, tan preciosista como arriesgada, desbordan talento, y sus canciones llegan al fondo de tu cabeza como un mantra.

Ruto Neón

El hijo murciano de Tame Impala llega para darle una vuelta a la escena, con un sonido en el que cada uno de los compases está más que estudiado. A Bruno Laencina lo conocimos en The Meatpies, uno de esos grupos que siempre recordaremos con una sonrisa. Ahora, con esa épica psicodélica, a Bruno se le abre un camino por recorrer, lleno de, esperamos, buenos temas.

Jorge Bayle

Mucho tiempo en silencio llevaba el cantante de aquel grupo que puso una onda expansiva de rock en la ciudad. The Purple Elephants fue un soplo de aire fresco, y ahora su frontman emprende una nueva carrera, en solitario, con sonidos más cercanos a ese folk cotidiano. A veces, descansar para tomar impulso consigue abrir nuevas ventanas que no conocíamos.


Comparte este artículo